Aunque, en 2016 se permitió a los ciudadanos chinos tener dos hijos e inclusive tres este año, la tasa de natalidad disminuyó drásticamente el año pasado, a 8,52 nacimientos por cada 1.000 habitantes, a pesar de la epidemia de Covid-19, que mantuvo a millones de parejas en casa a principios de 2020.

Asimismo indicaron que se trata de la cifra más baja desde que se publicó el anuario en 1978 y detallaron que en 2019, la tasa de natalidad seguía siendo de 10,41 nacimientos por 1.000 habitantes.

El número de matrimonios también disminuyó el año pasado, llegando a su nivel más bajo en 17 años, con sólo 8,14 millones de matrimonios.

Lo mismo sucedió con los divorcios, cerca de 4,34 millones de parejas se separaron el año pasado, es decir, más de la mitad del número de matrimonios marcando una disminución por primera vez en más de 30 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *